CONOZCA A SANTO  DOMINGO DE GUZMÁN  

SANTO DOMINGO nació en Caleruega, Burgos (España), en 1170. En su época de formación "destacó por su interés en el estudio de la Sagrada Escritura y por su amor a los pobres". Tras ser ordenado presbitero fue elegido canónigo de la Catedral de Osma, "pero este nombramiento no lo interpretó como un privilegio personal, ni como el inicio de una brillante carrera eclesiástica, sino como un servicio hecho con dedicación y humildad".  

El Papa Honorio III pidió a Santo Domingo "que se dedicara a predicar y este aceptó con entusiasmo esta misión, que realizó con el ejemplo de su existencia pobre y austera, con el anuncio del Evangelio y con discusiones públicas". "¡Cristo -exclamó el pontífice- es el bien precioso que los hombres y mujeres de todos los tiempos y lugares tienen el derecho de conocer y de amar! Es consolador ver cómo también en la Iglesia de hoy hay tantos -pastores y fieles laicos-, miembros de antiguas órdenes religiosas y de nuevos movimientos eclesiales, que dan su vida con alegría por este ideal supremo: anunciar y testimoniar el Evangelio!". 

El Santo Padre señaló que al Santo se unieron otros compañeros, con los que realizó la primera fundación en Tolosa y a partir de ahí "nació la Orden de los Predicadores". Acogió "la antigua regla de San Agustín, adaptándola a las exigencias de vida apostólica, que le llevaban junto a sus compañeros a predicar de un lugar a otro, pero regresando después a los propios conventos, lugares de estudio, oración y vida comunitaria”.